El primero del 2012:

El Horno de Fabián Zentner Marianoff

San José del Rincón, Santa Fe, Argentina

 

 

 

 

Comentario:

 

Ayer, 31 de diciembre no llegué a terminar el horno en el patio de casa, pero lo deje muy avanzado para terminarlo, si Dios quiere, en la semana entrante.

Le estoy haciendo la chimenea adelante detrás de la puerta, y cuando lo tenga funcionando (...) y lo que se me ocurrió para hacer la bóveda tipo iglú bien proporcionada, fue un compás casero... "a lo indio" como se diría aquí, jajaja. Al hacer la loza, deje un "centro guia" de hierro para arriba, que me sirvió para hacer la circunferencia de la base y las primeras 3 hiladas con un alambre que le até y lo fui girando a medida que iba desplazándome... para luego fijarlo a esa altura de la tercer hilada y lo utilice como compás que me va dando la inclinación del plano de las hiladas siguientes y la línea exterior que se va achicando en la misma proporción. Continuaré...

Fabián

 


8 de enero de 2011

 

9 de enero de 2011

 

Vea también los asados especiales de Fabián: http://pasqualinonet.com.ar/Asados%20especiales.htm

 

 

 

El segundo, horas después:

 

Un clásico horno de barro

de Patricio Zavala, Viña del Mar, Chile

 

 

Comentario:

Nuestro Horno
Para nosotros el haber construido nuestro propio Horno de Barro ha sido una de las mayores alegrías en cuanto a la organización y realización de planes familiares, sobre todo, en el patio de la Casa.
Nos tomó al rededor de un mes y medio, trabajando principalmente los fines de semana. Fue muy gratificante ver como nuestra "Obra de Arte" iba tomando Forma, aunque no podemos olvidar algunas trabas y sin sabores que nos ocurrieron, como anécdota, les contaré que una vez hecha la primera loza (tiempo antes de la construcción del horno), al segundo día de secado vino un sismo de mediana intensidad que la quebró en varios puntos y direcciones. Resultado, hubo que terminar de quebrarla y hacer toda la loza nuevamente; ésta vez quedó mejor y por supuesto, no paso nada.

La construcción del nuestro horno llamado "Horno del Bicentenario", debido al cumpleaños N° 200 de Chile, comenzó a principios de agosto (teniendo ya hecha la base y la loza de antes) y lo terminamos el martes 7 de septiembre, secado y corregidos todos los errores para darle el primer Calentón Firme unos días previos al 18 de septiembre; ha dado buen resultado darle fuego una hora o una hora y media todos los días ya que el secado ha sido paulatino y no ha habido mucho quebraje de barro.
Esperamos darle inauguración el día del cumpleaños de Chile preparando en él unas Ricas Empanadas hechas por mi amada esposa (le quedan espectaculares), luego probaremos con un costillar de Chancho, ese ha despertado el interés de muchas amistades.
Bueno, en fin se podría escribir muchas páginas al respecto, pero quiero despedirme agradeciendo a todos quienes han compartido sus experiencias de construcción de Hornos de Barro, al sitio que reúne toda esta información y a mi Familia: Marcela, Antonia y Vicente (además de mi padre Rubén y un gran amigo "Rossi")quienes cooperaron incansablemente para poder llevar a cabo tan hermoso deseo de tener nuestro propio Horno de Barro.


Nota: Cada etapa de la construcción quedó grabada y estoy dispuesto a compartirla con quienes la consideren necesaria para la confección de su Horno.

 



 

El tercero del 2012:

 

El Horno de Juan Manuel Corino

Pilar, Buenos Aires, Argentina

 

 

  

 

Comentario:

 

Mi Horno

Juan Manuel Corino - Pilar, Buenos Aires -jcorino@gmail.com

Estimado Pasqualino. Te escribo nuevamente para contarte que termine mi horno. Realmente es una satisfacción enorme tenerlo. Más allá del horno en si mismo, la ceremonia que involucra la construcción es algo que te llena. Te cuento que no tengo experiencia en construcción y por lo tanto fue un doble desafío.

Como le pasa a la mayoría que emprenden la construcción de un horno, la experiencia de los demás es muy importante y debo tener el record de visitas a tu pagina
www.elhornodebarro.com.ar  y me fue de suma utilidad. Leyendo los comentarios de otras persona, viendo fotos, buscando modelos, etc., etc.

Como te comente no tengo experiencia en construcción por lo cual con algunas cosas tuve que recurrir a ayuda. Principalmente a la base y mesada. aprovechando que tenia que hacer unos arreglos en mi casa y tenia unos albañiles, me hicieron una mesada con pileta. De ahí para adelante seguí por mi cuenta.

Tengo que agradecer a tres personas antes que nada: mi mujer Pato, embarazada de nuestra primer hija (Olivia) que me soporto con mi locura hasta altas horas de la madrugada mientras yo pegaba ladrillos y hacia polvo con la amoladora. Mi amigo Adrián que sí tiene experiencia en construcción, herrería y demás cosas y me ayudó a lo largo de todo el proyecto (y sobre todo para que la forma sea una esfera y ¡no un huevo!), además armó la chimenea. Y por ultimo a la mujer de Adrián, Erica que siguió la construcción fervientemente y cebó muchos mates.



La construcción

Base: la base consta de paredes realizadas con ladrillos FenoBlock. Sobre estos se realizó una loza con un lugar para una pileta. El concepto era generar un espacio cómodo para poder cocinar junto al horno. La base para el horno propiamente dicha es circular. Tenia una mesa de jardín media vieja de esas de cemento pre-tensado que quería renovar. Aprovechando que el diámetro era de 120 cm decidí utilizarla como base en lugar de hacer una losa. Con esto la base del horno me quedo circular y me pareció interesante. Como refuerzo le pusimos por debajo dos viga de hormigón pre-tensado para que ayuden a soportar el peso del horno y asegurarme que no se quiebre la mesa por el peso.

Viga de refuerzo
Ex-mesa de jardín
Agujero para sombrilla de la mesa.

Piso del horno: El piso del horno lo construí siguiendo un poco la regla general adoptada por la mayoría. Es decir, una circunferencia de ladrillos comunes con la forma para posteriormente colocar la boca.

El diámetro que utilice es de 100 cm libres en la parte interna 100 cm

Para pegar los ladrillos utilice una mezcla de arcilla refractaria 3 partes y 1 parte de cemento.
El interior de esta hilada de ladrillos la rellene con vidrio. Utilice unas 25 botellas de todo tipo. Como no me alcanzaron las que tenia vacías me vi en la obligación de sumar algunas más de cerveza fría que tomamos para “juntar vidrios” (todo un sacrificio).

Luego de esto le agregue unos 20 kilos de sal. Conseguí en el supermercado una bolsa de 25 kilos que está a un buen precio y de paso lo que sobró lo guardo para utilizar en casa. (tengo sal para 5 años).

Después de apisonar bien la sal y el vidrio queda todo listo para poner lo que va a ser el piso propiamente dicho donde se apoyen los alimentos a cocinar. En mi caso esto lo realicé con ladrillos refractarios. Utilicé los ladrillos grandes (no tejuela). Para mi gusto son muy grandes pero la sensación que dan es un piso sólido, resistente y que retiene mucho preciado calor.
Quizás sea lo mismo utilizar tejuelas. Para el piso utilice 30 ladrillos. Estos ladrillos tienen una medida de 229 x 114 x 63 mm.

También le coloqué los mismos ladrillos a los costado de la puerta. De esta forma logro una buena aislación sin que sea muy gruesa la pared. La puerta que elegí es una de fundición. Si bien se consiguen, el precio no es muy económico pero dado que no tenia las herramientas para construir una, opté por comprarla.

Paredes: Llegado a este punto por fin empieza a levantar altura el horno. Utilicé para esto ladrillos comunes. Siguiendo los consejos de los que saben es importante que sean comunes ya que al no estar tan comprimidos no se quiebran por el calor, a diferencia de los ladrillos “vista”. Para la primer hilada los utilicé enteros a partir de allí todos cortados en mitades.

La primer hilada de ladrillos (enteros) es para igualar la altura al piso de refractario.

Luego una hilada “plana”, es decir sin darle ángulo a los ladrillos . Me gusto esto, ya que le da una forma más esbelta al horno. Acá ya utilicé medios ladrillos. Y a seguir agregando hiladas de medios ladrillos.

Como posicionar los ladrillos correctamente: Un tema delicado en la construcción de hornos es darle una forma cuanto menos agradable. Viendo los comentarios de otra gente existen tantos métodos como constructores de hornos. Cada cual tiene su forma y van desde las más sofisticadas hasta las más simples. Yo quería lograr una forma de esfera. Con lo cual un hilo atado al centro del horno del largo de su radio nos sirve de guía. Para no tener que hacer un agujero en los refractarios del piso lo que hice fue colocar un pitón a un ladrillo y apoyarlo en el centro del horno. Lo trabé con otros ladrillos para asegurarme que no se moviera y la verdad que al final le saque todas las trabas ya que las necesitaba para seguir construyendo y no se movía para nada. El hilo nos sirve de guía para saber el ángulo respecto
al centro de cada hilada de ladrillos. Para saber la distancia lo que hice fue hacerle un nudo a modo de marca a los 50 cm. Esto me marcaba cual seria la distancia interior que se tienen que colocar los ladrillos (teniendo en cuenta un diámetro interno de 100 cm)

Pitón
Nudo a los 50 cm
Así mismo es muy cómodo utilizar un palo de 50cm para marcar de forma rápida la distancia justa donde se coloca cada ladrillo. Yo utilice uno de escoba (ahora mi mujer se está enterando donde fue a parar una escoba que misteriosamente desapareció de casa !!!). Es decir, con el palo apoyado en el pitón colocamos el ladrillo para que la cara interna del mismo llegue justo al palo. Luego con el hilo verificamos el ángulo y con golpes suaves vamos corrigiendo. Esto es muy importante sobre todo cuando empezamos a llegar a la parte alta del horno, ya que los ángulos respecto al centro son muy elevados.

Ahora solo resta ir sumando altura. Me resultó muy cómodo agregarle al palo de escoba una chapita de unos 15 cm de largo en la punta (Idea de Adrián, inspirados en “El ingenioso compás de Javier Escolano”). Esto permite apoyar el ladrillo y sirve de sostén mientras se pega con el material, sobre todo en la parte alta del horno ya que los ladrillos empiezan a tener un ángulo “peligroso”

Algunos construyen un compás 3D con rotulas y demás cosas. La verdad que este método que utilice es muy practico y no requiere de nada en especial.

Hilada tras hilada el horno va tomando forma. En mi caso el proceso de levantar las paredes me llevo unos 4 días. Iba haciendo hiladas y lo dejaba secar un poco para que no se derrumbe todo.

La chimenea: Acá es donde me aparto de la creencia popular y le hice caso a los consejos de Pasqualino. La chimenea se coloca en el frente del horno delante de la puerta. De más está decir que todos los que ven el horno lo primero que les sorprende es la posición de la salida de humos. Pero como bien explica Pasqualino en su pagina y la practica lo demuestra, la salida natural de humos es por allí.

La chimenea está construida con un caño de fundición de unos 15 cm de diámetro al cual le pusimos un sistema tipo mariposa con manija para poder abrir o cerrar el paso de acuerdo a las necesidades.

Se montó en la parte superior de la boca del horno soportado por dos varillas de hierro y unos refuerzos también de varilla.

Luego todo esta estructura portante la cargamos con material y le colocamos los ladrillos (en mi caso refractarios) que harán la suerte de techo a dos aguas de la boca del horno. Una chapa de zinc cortada a la medida sirvió de soporte hasta que el material fragüe. Obviamente todo esto sostenido con palitos y demás cosas que uno tiene a mano.

Solo resta seguir subiendo. Mucha paciencia y esperar el bendito momento de colocar el ultimo ladrillo.


Finalmente llegué a terminar el domo.

Terminación exterior: Para la terminación exterior utilicé unas tres tejuelas de refractario para la parte inferior de la boca. El horno lo cubrí con unos 5 cm de espesor de una mezcla con: 10 partes de arcilla refractaria, 1 parte de cemento, 1 y media parte de cal y tierra negra.

Esto da una mezcla muy pegajosa que es ideal para este fin. Así mismo la cal le da una base blanca y ayuda a pegar reemplazando el cemento que es más rígido.

La carga de material de la parte exterior la fui realizando en capas finas para evitar cargar mucho material y que se caiga por su propio peso. La ultima capa la deje fraguar un poco y luego con una esponja húmeda le fui pasando en forma circular para darle una terminación más fina.

Secado: Ahora que esta terminado hay que dejar secar el horno unos 10 días. La idea es que elimine el agua acumulada de a poco. Después de eso esta listo para su primer fuego que debe ser suave durante 10 días encendiéndolo todos los días. Esto sin que pase los 100 ºC de temperatura para que el agua se evapore lentamente sin generar grietas.

Materiales y herramientas utilizados. Los materiales a continuación son los que utilicé para la construcción del horno sin tener en cuenta la base ni la mesada.

Materiales.

•Ladrillos comunes: 200 aprox.
•Ladrillos refractarios: 40
•Tejuelas refractarias para terminación del frente: 3 unidades.
•Vidrio: 25 botellas de litro
•Sal: 20 kg.
•Arcilla refractaria: 200 kg aprox.
•Cemento: 1 bolsa (50kg)
•Cal: 6 kg.
•Varilla de hierro de 6mm: 2 metros.
•Caño para chimenea con mariposa de paso.
•Puerta de fundición.
•Hilo resistente: 2 metros
•Palo tipo de escoba: 50 cm
•Pitón o gancho para atar hilo al centro.
•Pintura alta temperatura para chimenea y puerta.
Herramientas.

•Balde de albañilería.
•Cuchara de albañilería.
•Maza (martillo pesado).
•Nivel.
•Esponja para alisar la cara exterior.
•Amoladora con disco de corte para ladrillos y disco de corte para metal.
•Cinta métrica.
•Soldadora eléctrica.
•Pincel mediano.


Juan Manuel Corino -Pilar, Buenos Aires

 



 

Atrás

 

Envíe un mensaje a pasqualinonet@gmail.com con preguntas o comentarios sobre este sitio Web.
Copyright © 2013 La Cocina de Pasqualino Marchese
Última modificación: 13 de mayo de 2016