El Horno joven de Joaquín Arito,

Bellavista, Buenos Aires, Argentina

 

 

 

Comentario:

Hace unos meses le escribí preguntándole un par de dudas sobre la construcción del horno, finalmente pude terminarlo y ya lo inauguramos con pizzas, lechón y pollo.

Es mi primera experiencia en el rubro construcción, decidí hacerlo yo mismo gracias a tu sitio de Internet.

El horno tiene 1,30 metro de diámetro interno útil, la loza la hice de un espesor de 10 cm, la cual apoyé en 4 troncos de quebracho enterrados a unos 70 cms., los troncos fueron pintados con 2 manos de brea y los rellené con hormigón. Imposible de moverlos.
Luego de la loza hice la primer hilada de ladrillos, en la "pileta que quedó" la rellené con vidrio molido y arena, y arriba el piso de tejuelas refractarias apoyadas directamente sobre la loza, están encastradas una con otra y rellené la junta con arcilla refractaria.
Luego fui levantando la bóveda, para pegar los ladrillos utilicé arcilla refractaria (10 partes de arcilla y una de cemento). La chimenea es un caño de hierro que me consiguió el herrero.

Hasta ahora el horno tiene 3 capas de arcilla, a medida que se va secando le voy poniendo otra capa más, la próxima voy a ponerle lana de vidrio, que me consiguió mi vecino Raúl, con material desplegable y una última capa de arcilla.

Te dejo las fotos con los pasos de la construcción del horno.
Quiero agradecer a mis amigos Tomi y Mario que me ayudaban con el horno para que les dé Fernet, a mi papá, a Luján mi mujer que me bancó los fines de semana y obviamente a tu sitio y a la gente que compartió la construcción de los hornos.

 

Por cualquier consulta pueden escribirme a mi mail.

Un abrazo grande y ¡muchas gracias Pasqualino!

Joaquín (De Bella Vista P.cia Buenos Aires)

Agosto 2009, Joaquín Arito <joaquin.arito@gmail.com>

 

 

 

 

 

El Horno de Leandro Calabrese

Fontezuela, Pergamino, Buenos Aires, Argentina.

 

 

Comentario:

 

Hola soy Leandro Calabrese de Fontezuela y quiero compartir la realización de mi horno con todos ustedes.
Les cuento que el mismo lo realicé con mi amigo Marcelo "el correntino", juntos seguimos algunos consejos de esta página. Lo hicimos de la siguiente manera: primero levantamos los pilares y asentamos la loza; después marcamos la circunferencia del horno que es de 1.20cm de diámetro y completamos la piletita con arena y luego pegamos el piso que son unos baldosones refractarios que conseguimos de un viejo horno de una antigua panadería. Terminado esto continuamos levantando la bóveda. La misma fue asentada con barro traído de un horno de ladrillo.
A una altura del 75% colocamos la chimenea que consiste en un caño de fundición de 12 centímetros de diámetro; y luego cerramos la bóveda.
La puerta fue hecha con ángulos y chapón, en la que colocamos el pirómetro.
Después de unos días dejamos secar la bóveda y procedimos con el revoque externo. el mismo fue hecho con finas capas del mismo barro hasta llegar a un espesor de 4 o 5 centímetros.
Para darlo por terminado lo cubrimos con una capa de tierra reflectaría para protegerlo de los factores climáticos.
Bueno amigos les adjunto algunas fotos para que lo conozcan.
agradecemos a Pasqualino por darnos la oportunidad de poder publicar nuestro horno.
Saluda atentamente.
Leandro.

 

 

 

 

 

El Horno de Guillermo y Erika Orejas

Berisso, Argentina

 

Comentario:

Pasqualino: acá van las fotos de nuestro horno. Vivimos en Berisso, provincia de Buenos Aires. Hemos cometido la osadía de hacer semejante construcción en casa ajena, ya que somos inquilinos: muchos nos han dicho que estábamos locos, por eso durante 2 años no nos decidíamos por esa cuestión pero al final lo hicimos porque quién sabe cuándo vamos a tener casa propia... Locos nos volvimos construyéndolo pero finalmente podemos decir que valió la pena!.
(...) comenzamos la obra allá por octubre del año pasado. Como tenía que construir una loza grande (el horno tiene 94cm de diámetro interno) aproveché y también hice una parte más para la parrilla. LLevó trabajo pero finalmente para fin de año estaba lista, y empezamos a construir el horno propiamente dicho. Para éste simplemente tomamos muchas  ideas de este sitio (...) como se podrá ver.

Todo iba bien hasta que se empezó a cerrar la bóveda , ahí empezaron unos cuantos dolores de cabeza y lo que se me ocurrió es ese especie de encofrado que si bien sirvió no creo que sea de lo mas practico, pero finalmente pudimos cerrarla con el ultimo ladrillo que entro a presión, como tenia que ser. Otros dolores de cabeza nos trajo el revestimiento ya que por más que pusimos de a capas finas, no había caso, cuando secaba se rajaba y se caía. Esto nos pasó unas cuantas veces, así que fuimos poniendo entre capas de barro alguna de tierra refractaria que va con algo de cemento y que agarra un poco mas. Lo terminé con una capa delgada de lana de vidrio que amarré con una malla de alambre y sobre eso le hice un revoque de  cemento y una capa ultima de tierra refractaria para terminar.

La puerta la construí enteramente yo y la hice con una chapa que junté de la calle y unos perfiles que compré. También le puse (esto no se ve en las fotos) un pirómetro que aunque no marca muy bien la temperatura igual algo orienta.
Después vinieron las comidas, panes y pizzas (...) que han quedado deliciosas. Valió la pena y hoy lo estamos disfrutando nosotros, y cuando ya no estemos seguro lo disfrutará algún otro pobre inquilino, porque si de algo estoy seguro es que se va a caer la casa pero ese horno no se cae más!
¡Saludos y buen provecho!
Guillermo y Erika desde Berisso

 

 

 

El Horno de Barro de Víctor G. Sakin y Familia

Gilgal, Valle del Río Jordán, Israel 
 

 

Comentario:

Estimado amigo Pasqualino:

Me llamo Víctor Sakin, tengo 53 anos y mi profesión es impresor, por lo tanto no tengo ni idea de construcción o cosas por el estilo.

Vivo en Israel, con mi esposa y 3 hijos. Hacia rato que hablábamos del horno de barro que teníamos en la Argentina (que me construyó un albañil) pero no nos animábamos a construir uno aquí, hasta que , de casualidad, llegué a su página.

Usando sus indicaciones y viendo fotos de gente que ya hizo su hornito, nos lanzamos a la aventura, no fue fácil pero lo hicimos y ya lo estrenamos con unas buenas pizzas. A las carnes todavía no llegamos, pero pronto lo haremos.

El lugar donde vivo, es un kibutz de nombre Gilgal, ubicado en la zona del Valle del Río Jordan, es un lugar desértico que los habitantes transformaron en una zona agrícola, donde se da muy bien una palmera que produce un fruto conocido con el nombre de dátil.

Sin más, me despido de Ud. no sin antes agradecerle por la ayuda que recibí por medio de su pagina. 

Víctor G. Sakin y familia.

 

 

El Horno Barro de Flavio Lorenzini

Toronto, Canadá

Comentario:

Mr Pasqualino, primero que nada deseo de que Ud este bien y gozando de todo lo que recibe de sus seguidores.
Sin conocerlo estoy seguro de que es una gran persona.
Gracias a su Web pude hacer realidad la contracción de un horno de barro aquí en Toronto Canadá
 
Mas de un mes yo le escribí por el problema de conseguir ladrillos de (clay) barro, pero finalmente lo hice.
Yo y mi yerno Sean seguimos tantos de sus consejos que solo así fue una realidad.
 
El clima fue el peor enemigo ,con temperaturas de grados bajo cero.
Utilizamos un (Electric heater) ventilador de aire caliente por una semana para ayudar al secado ,por mas de una semana y después haciendo fuego por 10 días para tratar de secar el barro que cubre la parte exterior.
 
Aquí le mando algunas fotos que ojala esté orgulloso de su aplicado alumno.
Ojala la vida nos de la oportunidad de conocernos personalmente
De paso le comento de que mi padre fue Consul Italiano en Chile por muchos años.
Un fraternal abrazo desde el polo norte
Flavio Lorenzini

Atrás

 

Envíe un mensaje a pasqualinonet@gmail.com con preguntas o comentarios sobre este sitio Web.
Copyright © 2013 La Cocina de Pasqualino Marchese
Última modificación: 13 de mayo de 2016